Saltar al contenido
Todo Defensa Personal

Cómo aprender Defensa Personal

Estamos decididos a aprender autodefensa y ahora viene la pregunta ¿Cómo aprender defensa personal? ¿Puedo aprender a defenderme, de tal manera que pueda salir airoso de una pelea?

defenderse en la calle

Primero tenemos que hacernos otra pregunta, que creemos que es la esencial: ¿Por qué quiero aprender defensa personal? Y aquí vienen las posibles respuestas:

  • Quiero hacer deporte y al mismo tiempo aprender a defenderme.
  • Vivo en una ciudad o barrio conflictivo y necesito aprender a defenderme.
  • Soy cinturón negro de un arte marcial o practico algún deporte de contacto o lucha y quiero profundizar en la defensa personal.
  • Soy un profesional de la seguridad, bien sea seguridad privada, pública o del ejercito.
  • Soy joven o adolescente y me están haciendo bullying. Quiero aprender defensa personal para ganar en confianza y seguridad , ademas de estar preparado por si tuviese que repeler alguna agresión o abuso por parte de mis compañeros.
  • Soy una mujer y sufro acoso o algún tipo de violencia de genero.

situaciones peligrosas

Por supuesto que pueden existir multitud de circunstancias, aparte de las anteriormente enumeradas, para querer aprender autodefensa. En este artículo vamos a ver las más comunes.

Aprender defensa personal en casa ¿Realmente se puede?

Hoy en día, con las nuevas tecnologías y las ganas de aprender todo muy rápido y apenas, sin esfuerzo, somos muy dados a aprender online. Y puedes llegar a pensar que puedes aprender a pelear en casa. Desde aquí lo desaconsejamos totalmente, ya que se necesita el cuerpo a cuerpo y la experiencia de muchos años para enseñar y revisar las técnicas utilizadas. Estamos en la firme creencia de que no se puede aprender online un sistema de defensa personal.

Diferente es, que seas un profesional y te apoyes en vídeos, bien sea de youtube o de cualquier otra plataforma, o bien grabados por ti, de algún seminario al que hayas asistido o que te los envíe tu maestro o instructor. Claro, que serán solo un apoyo. Detrás de todo esto, tiene que haber un maestro o instructor que corrija tus fallos y que te explique el “por que” de las cosas que estas haciendo.

Opciones para aprender a defenderse

aprender artes marciales

Según las casuísticas, arriba señaladas, podemos inclinarnos por:

  • Un deporte de contacto o sistema de lucha. No cabe duda que si sabemos boxear, full contact, k1, mma, etc, etc, sabremos defendernos, al mismo tiempo que trabajamos nuestro físico y también tenemos la posibilidad de competir, si esa nuestra afición. Aunque hay que decir que porque seas campeón de un sistema de combate “con reglas” no quiere decir que seas el mejor para defenderte en la calle.
  • Un arte marcial olímpica, como lo son el judo o el taekwondo. Además de la consiguiente autodefensa, nos puede incentivar mucho la competición y el hecho de que sea deporte olímpico. Al ser un arte marcial, además de la competición, conserva esas facetas más antiguas del propio arte.
  • Un arte marcial enfocado a la competición, como puede ser el karate, kun fu. Aunque no sea deporte olímpico, según qué estilo de karate sea, puede estar bastante enfocado a la competición. Está bastante extendido y puede ser un buen comienzo para los más pequeños y al igual que hemos comentado en el apartado anterior, siempre tendrá esa característica de arte marcial, como puede ser su propio apartado de defensa personal, las katas, meditación…
  • Un arte marcial, no tan enfocado a la competición. Algunos ejemplos de estas, pueden ser el hapkido, aikido, silat, … u otras artes marciales que están más enfocadas al trabajo con armas y contra-armas, como pueden ser el kobudo, kendo, iaido, eskrima. Normalmente en este tipo de artes marciales, el incentivo adicional puede ser el manejo de armas y el trabajo de interior.
  • Un arte marcial o sistema enfocado exclusivamente a la defensa personal, como puede ser el Krav Maga, Kapap. Con sus consiguientes apartados de defensa personal policial o militar y para seguridad privada.
  • Acudir a los diferentes departamentos de defensa personal de la federaciones o asociaciones de artes marciales. Existen multitud de federaciones, como pueden ser la de lucha, judo, taekwondo… que tienen un departamento de defensa personal, organizando numerosos seminarios o cursos en los cuales puedes perfeccionar y examinarte como instructor de defensa personal.

 

Lo importante es que hagas algo que te “guste” y que se adecúe lo máximo posible a tus características físicas y a tus circunstancias. Que tu instructor o maestro sea un profesional y no olvidar NUNCA que sin esfuerzo y sacrificio no se consigue nada.